PAN Y MASAS POSTRES

Pan brioche en molde

Este pan brioche en molde es la joya de la corona en casa, todos lo adoramos, sólo, con mermelada, tostado, con queso, etc. Está riquísimo, es el favorito de mi hija, ahí lo dejo 🙂

En su elaboración, como cualquier pan casero, necesitaremos un poquito de tiempo y paciencia, además de mucho amor, el resto está hecho 😉

 El tiempo que vamos a necesitar son dos días, sí he dicho bien, dos días, pero merece muchísimo la pena. Con las cantidades que indico, tendrás para dos barras de pan brioche, de unos 650 gr cada una. El primer día prepararemos la masa esponja, y el segundo la masa principal y el horneado.

Mi fuente de inspiración para esta receta ha sido Enharinado. Animo a que conozcas sus maravillosas recetas.

¡¡¡Allá vamos!!!

Ingredientes para la masa esponja:

  • 76 gr de harina de fuerza
  • 9 gr de azúcar moreno
  • 38 gr de leche a temperatura ambiente
  • 3 gr de levadura fresca de panadería

Ingredientes para la masa principal:

  • 600 gr de harina de fuerza
  • 21 gr de levadura fresca de panadería
  • 60 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo grande
  • 100 gr de mantequilla sin sal
  • 250 gr leche a temperatura ambiente
  • 125 gr de agua
  • Masa esponja preparada el día anterior
Ingredientes

Primer día, preparación de la masa esponja

En un bol pequeño ponemos la leche, el azúcar y la levadura y removemos hasta que quede todo bien integrado y disuelto. Por último agregamos la harina y formamos una bola que dejaremos reposar tapada durante 12 horas a temperatura ambiente, y otras 12 horas en el frigorífico. Este reposo le dará un sabor inconfundible a nuestro broche. Esta mezcla no debe estar más de 24-36 horas preparada, porque cogerá más acidez de la deseada.

Segundo día, preparación de la masa principal y horneado

El primer paso es activar la levadura, para ello podremos en un recipiente pequeño los 125gr de agua, los 21 gr de levadura, dos cucharaditas de azúcar y dos cucharadas de harina, los mezclamos bien y dejamos reposar unos 10-15 minutos, hasta que le salgan burbujitas, crecerá hasta doblar su volumen ( es fantástico ver estas cosas, maravillas de la naturaleza, una crema que surge como por arte de magia).

Cuando la levadura esté activada, ponemos todos los ingredientes, menos la mantequilla, en el bol de la amasadora, incluida la masa esponja y amasaremos durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo incorporamos la mantequilla y volvemos a amasar unos 10 minutos más. Al final sale una masa lisa y compacta.

Previamente, debemos tener preparado un bol con tapa grande (de plástico puede ser), untado en mantequilla o aceite, e introducimos la masa en el bol, dejándola reposar durante al menos hora, hora y media, porque tiene que crecer hasta doblar su volumen. Una vez pasado este tiempo boleamos un poquito la masa para quitar el aire y volvemos a dejar reposar unos 5 minutos, para que la masa se relaje.

Ahora toca el turno de dividir la masa en 16 bolitas de unos 85 gramos cada una, y colocarlas en el molde rectangular de unos 24*11cm, según la foto que les muestro a continuación.

Dejamos reposar, otra hora, hora y media, las bolitas habrán crecido muchísimo, tanto que saldrán por fuera del molde.

Unos 15 minutos antes de finalizar la fermentación de nuestros brioche, precalentamos el horno a 200°C con calor arriba y abajo, colocamos un cacito pequeño de agua en la parte inferior del horno para que genere vapor.

Horneamos los panes con vapor durante los primeros 15 minutos, luego seguimos horneando durante unos 30 minutos más (los tiempos dependerán de cada horno).

El pan estará listo cuando su interior alcance los 95º, si no tienes termómetro de cocina, puede pincharlo con un palito, y comprobar que sale limpio. Lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. El resto es disfrutar de este maravilloso pan.

Aquí les dejo un enlace a mi Instagram (@mykitchenbyme) con un pequeño video resumen de la elaboración.

Un besito a tod@s :*