POSTRES

Laguneros

Los Laguneros son un dulce típico de la ciudad donde nací, San Cristóbal de La Laguna, en la Isla de Tenerife. Es un dulce en forma de rosquete, elaborado con masa de hojaldre y relleno de cabello de ángel que resulta delicioso combinado con un buen café o un barraquito calentito.

Hoy me he animado a compartir con ustedes esta sencilla receta, coincidiendo con la celebración de la Noche en Blanco, que desde 2009 viene celebrándose en el mes de noviembre en La Laguna.

Esta receta es muy sencilla porque el hojaldre y el cabello de ángel que he usado los compré en el supermercado. Ciertamente la receta tendría un mérito mayor si los ingredientes principales fueran de elaboración propia. Pero de lo que se trata es que podamos tener una práctica y deliciosa versión  «home made» de este tradicional dulce.

Ingredientes:

  • 2 masas de hojaldre rectangulares
  • un bote de cabello de ángel
  • 110 grs de azúcar blanco
  • 30 gr de agua
  • 10 gr de zumo de limón
  • azúcar glas o icing sugar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 200º.

Estos ingredientes no darán para hacer 16 laguneros. Con ayuda de un corta-pizza dividimos cada masa en 8 tiras. Con ayuda de una manga pastelera repartiremos de manera uniforme y a lo largo el cabello de ángel en el centro de cada tira de hojaldre.

Con un pincel y un poco de agua humedecemos los bordes de la masa y la doblamos tira a tira, de tal forma que nos quede un tubo, y lo enrollamos hasta formar el rosquete.

Introducimos los rosquetes en el horno a 200º (sin aire)  durante unos 20 minutos, o hasta que veamos que están dorados.

Los sacamos del horno y los dejamos enfriar completamente.

Para cubrir los laguneros se debe preparar un almíbar con el azúcar, el zumo de limón y el agua, hasta que esté más o menos espeso. Retiramos del fuego y añadimos el icing sugar o azúcar glas y removemos hasta que se obtenga un color más o menos blanquecino.

 

Introducimos cada lagunero boca abajo en el almíbar para que se impregne bien y lo colocamos en una rejilla para que escurra y seque bien.

Consejo: Estos laguneros resultarán más ricos si los preparas de un día para otro. Por dentro estarán para chuparse los dedos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *